Cómo conducir en invierno, algunos consejos útiles

En invierno las condiciones climáticas hacen que conducir nuestros coches sea más difícil. La lluvia, la nieve y el hielo pueden ponernos en peligro y conducir con mayor precaución a menudo no es suficiente.

Es importante tomar algunas medidas sencillas para hacer frente a los fríos meses de invierno con la máxima seguridad. El mantenimiento adecuado del coche es un factor esencial para conducir con confianza.

¿Su coche está listo para el invierno?
Usted debe revisar todas las piezas que puedan verse afectadas por las bajas temperaturas, el estado del freno, el desgaste de los neumáticos y y otros accesorios útiles en el caso de situaciones críticas.

Estos son algunos consejos simples para hacer frente a la temporada de frío con seguridad:

Antes de comenzar, compruebe primero el estado de las carreteras. Observar los límites y las reglas de la carretera, es la base de la seguridad vial en todo momento. De hecho, las bajas temperaturas y condiciones climáticas adversas pueden crear un peligro no presente en otras temporadas, sobre todo si usted vive fuera de la ciudad. El asfalto mojado de la lluvia, el hielo o la niebla, hace que la conducción sea mucho más insidiosa y requieren de las atenciones de los que están detrás del volante.

Compruebe los fluidos, el aceite y la batería. Los líquidos son importantes para la salud de su coche y su control debe hacerse periódicamente. Durante la temporada de invierno el refrigerante puede congelarse: por consiguiente, conviene elegir un anticongelante que evita la formación de hielo. En cuanto al aceite del motor, asegúrese de que el nivel es correcto. Es una buena idea cambiar con regularidad y reemplazar el filtro. El frío es un gran enemigo de la batería: las bajas temperaturas tienden a ser que se descargue rápidamente, con el riesgo de que su coche no arranque o se detenga de repente.

Compruebe parabrisas, faros. Debido a los cambios de la temperatura exterior, el parabrisas puede debilitarse. Revise toda la superficie y repárelo si es necesario para evitar que el vidrio pueda romperse. Luces y faros son importantes para ver y ser visto, asegúrese de que funcionan correctamente.

Los neumáticos de invierno y / o cadenas para la nieve. Los neumáticos de invierno ofrecen mayor agarre y estabilidad, incluso en presencia de lluvia, hielo y nieve. Es aconsejable mantener las cadenas para la nieve siempre a bordo.

Equipo útil para mantener en su coche. Para una mejor reacción ante cualquier contingencia es útil mantener en el coche un par de herramientas útiles: el rascador en el parabrisas en caso de nieve o heladas, un desempañador de la cerradura, una manta de abrigo, guantes impermeables y una pequeña pala en caso de salida después una nevada.

En caso de nieve, tenga en cuenta que los tiempos de frenado se alargan, a continuación, proceder a una velocidad moderada, evitar frenazos bruscos y rápida aceleración, y mantener una distancia segura. Recuerde que las cadenas deben ser instaladas sólo cuando sea necesario, y que, para estar a la altura, deben llevar la marca de cumplimiento de las normas de la UE.

Comentarios

comments

Related Posts